Centro cultural Teatro Container

¿Alguna vez has escuchado hablar del teatro en contenedores? No, no significa que celebren la actuación dentro de containers, ¿Te lo imaginas? Pues el centro cultural de teatro lo describe como una organización sin fines de lucro, cuyo objetivo principal es promover el uso artístico del contenedor marítimo, mejor conocido como container, acondicionándolo como sala de teatro, danza y artes visuales y sonoras.

Dando un significado distinto al que siempre acostumbra tal objeto, cuya única función es ocupar una carga determinada de un sitio a otro, las personas sabrán de que ahora el centro cultural le ha dado otra función que es mucho más interesante, aportando un estilo retro a la ciudad, dedicando un paisaje diferente y grato a la vista de nativos y extranjeros.

¿De dónde obtienen los containers?

En general, el centro cultural de teatro container mantiene convenio con otras compañías de carga marítima o son los mismos directores quienes se encargan de comprar contenedores marítimos usados, para sus espectáculos. Esto suele realizarse en un puerto o muelle.

En cuanto al transporte y clasificación en la ciudad, se utiliza contenedores desechados del mercado marítimo, ellos los mejoran decorándolos y dándoles ese toque artístico, además logra llamar tanto la atención que prácticamente no necesitan publicidad.

¿Y cómo surgió esta idea?

La historia narra que todo nació a partir de un container, en esas grandes estructuras de madera o metal que se utilizan para transportar grandes cargas alrededor del mundo.

Siendo precisamente un símbolo de carga marítima a nivel mundial, donde se llevó a cabo una organización en Valparaíso que además utilizó los contenedores para: en primer lugar, los trasladaba a sitios más rurales y poco comunes para el contexto de estos contenedores,  luego los redecoraron y capacitaron para hacer funciones de teatro, danza y arte visual.

Si bien al principio no estaban completamente convencidos de como incorporar este elemento a la actuación, por lo tanto fueron probando con un set, creando así un espacio distinto y una percepción diferente desde la estética.

No fue sino hasta el año 2008 cuando este centro emprendió un festival que  permitió utilizar el container marítimo de forma artística,  utilizándolo como sala de teatro. El concepto de esta idea era que sirviera de plataforma para desarrollar iniciativas que promovieran  la investigación, experimentación y creación artística, estableciendo una interacción más intensa entre la ciudad y los habitantes.

Incluso los productores de esta susodicha obra, suelen ser tan espontáneos que permiten que los espectadores participen y sean ellos quienes dictaminen  el final del show, dándole un final totalmente inesperado a la historia, pues ellos mismos son quienes completan el grupo, haciendo que se internen en la producción dramática, creando así un espacio retroalimentantivo transportándolos a un viaje interior lleno de sensaciones.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *