¿De qué trata el teatro contemporáneo?

Para comprender mejor lo que es el teatro contemporáneo y de que se diferencia del resto, es necesario dar un paso por la historia de forma breve. Europa recién salía de dos guerras mundiales, a raíz de esto nace el teatro de lo absurdo, como método representativo para aquellos escépticos desconfiados de la política.

El teatro narrativo de la época en su afán por la búsqueda de la verdad, llevaron a otro plano tanto las escenografías como vestuarios, actores e interpretación de los actores. De este modo nace el naturalismo con Antoine, sin embargo la cúspide del naturalismo viene dirigida por Constantin Stanislasvky.

El otro gran movimiento de esa época fue el simbolista, sus pioneros fueron Adolphe Appia y Edward Gordon Craig, cuyo principio decía que lo visto en escenas sólo eran apariencias  y la única forma de alcanzar la realidad era a través de la ilusión.

Ambos autores basaron sus ideas inspirados en Wagner. El primero decía que era la luz quien creaba los distintos ambientes, el segundo se enfocó en el artista (director) que supervise los cuatro elementos del teatro que lo componen. Se dice que éste nace de una combinación entre texto, actores, espacio y música.

El Vanguardismo  dice presente

En Rusia se presenta  Vsévolod Meyerhold siendo el líder vanguardista del teatro en ese país, pues creó su propia teoría en la que el teatro se debe trabajar como si se tratase de una fábrica donde los actores dominan sus instrumentos de trabajo y era el público quien debía entender que la historia estaba basada en una abstracción irreal.

Mientras tanto en Alemania, Bertolt Brecht se inclina hacia lo que él mismo llama el teatro típico, buscaba romper la ilusión del teatro y que el espectador permaneciera alerta para que pudiese mantener su capacidad crítica y así juzgar lo que ocurre en escena.

Las obras plantean situaciones disparatadas o hiperbólicas que ocultan carta de decepción que se revela al final. El gran dramaturgo Samuel Beckett es el representante de esta corriente, Godot fue su obra más llamativa, ya que fue una tragicomedia para reflexionar.

Mientras tanto, en EEUU surge en esta época el realismo psicológico, autores como Arthur Miller y Tennesse Williams mantienen las formas tradicionales, pero su contenido es altamente realista y social. Es decir, la vida del americano promedio y su constante búsqueda por resurgir en una época de crisis.

El teatro contemporáneo, un estilo de vida

En definitiva, el arte contemporáneo es una representación artística, originada durante el siglo XX. Estas propuestas artísticas revolucionaron el arte, ocasionando la ruptura del arte tradicional y otorgando un carácter más crítico y experimental.

La característica principal de esta etapa es que se integran todas las partes (pintura, topografía y música) rompiendo la idea de que el teatro sólo puede representarse en un escenario cerrado.

Luego nace el performance, donde aprovecha la calidad del autor en tiempo espacio y resalta sus atributos. Él mismo, parte de que se puede generar siempre y cuando estén presente estos cuatro elementos que son: tiempo, espacio, el cuerpo del artista y una relación coetánea entre el artista y el público, pues esto se considera como arte performático.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *